Página abierta. Pandemia, idiomas y mascarillas

SUSCRÍBETE REVISTA PAPEL + DIGITAL

El cansancio que está suponiendo la pandemia es ya más que evidente, pero estamos lejos aún de olvidarnos del Covid-19. Por el contrario, conviene empezar a trabajar las áreas específicas de sus consecuencias en el ámbito escolar. Con esta reflexión queremos centrarnos en el desarrollo del lenguaje de las niñas y los niños de infantil, y más concretamente aún en aquellas comunidades donde tenemos más de un idioma oficial, como es el caso de Cataluña, Galicia o Euskadi.

Como punto de partida, incidimos en la riqueza que supone tener más de cuatro o cinco idiomas maternos diferentes en el grupo. No es un problema, es la muestra real de una sociedad cada vez más diversa y rica cultural e idiomáticamente. Trabajar con una lengua vehicular diferente a la lengua materna de la mayoría de nuestros niños y niñas es un reto, es una realidad, no una amenaza, es simplemente nuestra realidad. A la que en los dos últimos cursos se ha añadido la pandemia, lo cual sí ha supuesto un problema tanto en el ámbito sociosanitario como en el educativo.

Aprender un nuevo idioma y utilizar dicho idioma para el desarrollo del lenguaje y el acercamiento a la lectoescritura es un superpoder únicamente atribuible a nuestros niños y niñas de educación infantil, unos auténticos héroes sin capa, o a veces incluso con capa. Hacerlo, además, con una mascarilla como barrera puede suponer una dificultad que aún debemos valorar y evaluar en profundidad, pues no conviene olvidarnos de lo que han vivido y sentido durante todos estos meses de pandemia y mascarillas.

Como aprendices, la mascarilla nos impide centrar nuestra atención en los movimientos de la boca de nuestro interlocutor, lo cual nos elimina el refuerzo visual que tan eficaz se ha demostrado según estudios recientes (J. Birulés, F. Pons y L. Bosch, investigadores del Depar­tamento de Cognición, Desarrollo y Psicología de la Educación de la Universitat de Barcelona) en el aprendizaje de una segunda lengua o una lengua extranjera.

No tenemos los datos de lo que está suponiendo en el presente y de lo que va a acarrear en un futuro próximo, pero mediante estas líneas pretendemos hacer presente dicha realidad, que seamos conscientes de lo que aún puede estar afectando en el desarrollo del lenguaje. Más, si cabe, cuando en clase utilizamos un idioma que es ajeno al que utilizan habitualmente en su entorno familiar.

Aprender a expresar nuestras emociones, construir nuestros primeros relatos, definir nuestras sensaciones en un idioma que escuchamos de forma no nítida, sin ver la vocalización y la expresión, impide, en parte, la imitación por la que se produce el aprendizaje. El andamiaje que supone la labor de los maestros queda obstaculizado por la mascarilla. Y su efecto es mayor, sin duda, cuando el idioma es nuevo, cuando estamos aprendiendo a ser en más de un idioma.

Es momento de imaginar las diversas formas de acercarnos a nuestras familias, de establecer lazos de colaboración para avanzar juntos, de compartir materiales para hacer llegar el idioma de la clase a su hogar, pues puede ser una gran oportunidad para la tan necesaria unión entre la escuela y las familias.

Hay que aprovechar al máximo los tiempos de juego en el exterior, cuando los cambiantes protocolos nos permiten quitarnos las mascarillas para jugar, cantar, bailar y aprender juntos. Llevar las actividades de la clase al patio siempre que sea posible, utilizando esos momentos para jugar con rimas, canciones, adivinanzas, juegos de manos, y todas aquellas actividades que nos permitan hablar y escuchar a nuestros niños y nuestras niñas.

Si por algo nos caracterizamos en educación infantil es por nuestra capacidad de observación, imaginación y creatividad. Ahora nos toca utilizar nuestra observación para ser conscientes de los efectos que está teniendo y tendrá la realidad que hemos vivido en el desarrollo del lenguaje, nuestra creatividad para superar las nuevas barreras y nuestra imaginación para, así, convertir los impedimentos en nuevas oportunidades.

Noemí Otegi, consejo de redacción
de Infancia en Euskadi

Relacionados

Subscriu-te al nostre butlletí!
Vols rebre informació sobre totes les novetats formatives i activitats de l'Associació?
Subscriu-t'hi!

Preparació nivell C2 de català per a docents!
Total d'hores amb reconeixement: 60 hores (30h sincròniques i 30h asincròniques) | Calendari: Gener - Abril | "Els 60 primers matriculats tindran garantit el dret a examinar-se aquest curs 22-23"
Properament tota la informació!

Subscriu-te al nostre butlletí!

Vols rebre informació sobre totes les novetats formatives i activitats de l'Associació?
Subscriu-t'hi!

Preparació nivell C2 de català per a docents!

Total d'hores amb reconeixement: 60 hores (30h sincròniques i 30h asincròniques) | Calendari: Gener - Abril | "Els 60 primers matriculats tindran garantit el dret a examinar-se aquest curs 22-23"
Properament tota la informació!