Editorial. Una tarea pendiente y necesaria

El 0-6 es una etapa en la que el 95% de profesionales de la educación son mujeres, lo cual afecta en gran medida en el ámbito educativo a la distinción entre las responsabilidades y capacidades que esta sociedad espera de cada género. Se generan y proyectan determinadas expectativas en función de si eres hombre o mujer, lo que en ocasiones puede llegar a ocultar la verdadera competencia que hay en la persona que educa.

Por otra parte, la feminización del sector viene a reafirmar los roles culturales asignados tradicionalmente al género, presuponiendo una mayor competencia para el cuidado y la atención de la infancia por parte de las mujeres y un trabajo en las etapas educativas superiores para los hombres valorado desacertadamente como más meritorio y prestigioso. Existen planes institucionales que proponen programas de inclusión de las mujeres en el ámbito científico para ir reduciendo esa brecha en la proporción de géneros. Sin embargo, echamos en falta una planificación que promueva la inclusión de los hombres en sectores tradicionalmente feminizados. ¿Acaso la educación infantil no se encuentra en una situación que nos exige detenernos a analizar las causas y las posibles medidas a llevar a cabo? Las escuelas necesitan una sociedad que reencuadre su mirada para concebir con absoluta naturalidad a los hombres como educadores infantiles, reconociendo la necesidad de ofrecer a los niños y a las niñas modelos diversos durante la primera etapa educativa, poniendo en valor la profesión de la educación desde el nacimiento, y haciendo, a su vez, que el prestigio de la carrera profesional sea ajeno al absurdo de asociarlo a una determinada etapa.

Los niños y niñas tienen derecho a una escuela con diversidad en los referentes. La vida es así, y educamos para la vida. El silencio ante esta preocupante situación afirma que aún nos queda mucho trabajo para lograr romper prejuicios y conseguir progresivamente que haya mayor número de hombres educadores de 0 a 6 años.

Associa't!

Encara no ets sòcia de Rosa Sensat? Ara i fins a l'Escola d'Estiu ampliem la quota jove fins els 30 anys. Associa't i matricula't a qualsevol formació per només 70€!
Fes-te'n ara!