Página abierta. La escuela infantil en Galicia

Las escuelas infantiles, en Gali­cia, mayoritariamente escolarizan el primer ciclo de la etapa, el 0-3, o el segundo ciclo, el 3-6; son muy pocas las que ofertan la etapa completa de 0-6, y suelen ser privadas o privadas con concierto en el segundo ciclo.

Escuela infantil de primer ciclo (0-3)
Las escuelas infantiles 0-3, según su titularidad, tienen diferente estructura organizativa y de funcionamiento. En este sentido podemos señalar que la red autonómica de estas escuelas está integrada por escuelas de titularidad pública, entre las que se encuentran:

  • Las escuelas infantiles dependientes de la Agencia Gallega de Servicios Sociales de la Con­se­lle­ría de Traballo e Benestar.
  • Las escuelas infantiles dependientes del Consorcio Gallego de Servicios de Igualdad y Bien­estar: A Galiña Azul.

También hay otras escuelas infantiles públicas, o financiadas total o parcialmente con fondos públicos, entre las que podemos citar:

  • Las escuelas infantiles 0-3 de titularidad municipal.
  • Las escuelas infantiles 0-3 dependientes de entidades privadas de iniciativa social.

Además de las escuelas de titularidad pública o de las financiadas con fondos públicos, están las escuelas de titularidad privada. Exis­te un programa de ayudas económicas directas denominado Bono Concilia diseñado para colaborar en el pago de una plaza en la escuela infantil privada que las familias elijan, siempre que hayan quedado en lista de espera o residan en localidades en las que no existan plazas públicas.

La oferta educativa mayoritaria de las escuelas infantiles del primer ciclo de esta etapa es la propuesta por la red autonómica –A Galiña Azul–, perteneciente al Consorcio Gallego de Servicios de Igualdad y Bienestar, que oferta para el curso 2019-2020 unas 10.380 plazas. De estas, el 66 % se corresponden con nuevos ingresos y el 34 % son de renovación. Cabe destacar que en estas escuelas hay admitidos 33 alumnos o alumnas con necesidades educativas especiales y 969 correspondientes a familias numerosas.

Una de las novedades, desde marzo de 2019, que contempla la Consellería de Política Social para todas las escuelas infantiles públicas de 0-3 es que, para matricularse en ellas, los niños tienen que estar vacunados y, para quienes ya lo estuviesen, se tendrá que acreditar que su calendario de vacunación está en regla. En un futuro próximo esto podría hacerse extensible también a las escuelas privadas.

Otra iniciativa a destacar que encontramos en esta comunidad autónoma, especialmente en el ámbito rural, son las Casas Niño («Casas Nido», en castellano), que pueden suponer un estímulo a la fijación de población en el medio rural. Se trata de miniescuelas infantiles, sin coste para el usuario, que se están convirtiendo en lo que los anglosajones llaman win win (‘todos ganan’). Son instalaciones subvencionadas por la Xunta de Galicia y gestionadas por profesionales en régimen de autónomos, con capacidad para atender hasta cinco niños de 0 a 3 años. En 2018 había en Galicia 46 Casas Niño. En este sentido se podría afirmar que los ayuntamientos consiguen una salida más económica para atender a los niños y las niñas menores de 3 años, los padres y las madres encuentran una alternativa profesional y gratuita para que sus hijos sean atendidos mientras trabajan, o simplemente se toman un respiro, y la Xunta de Galicia aporta una solución real y efectiva para estimular la fijación de población en el medio rural con una inversión muy pequeña. La Casa Niño debe estar abierta ocho horas al día (el horario es flexible), de lunes a viernes. Estas Casas Niño solo tienen garantizada su continuidad durante tres años, aunque se puede presentar una nueva renovación.

“Especialmente en el ámbito rural, […] las Casas Niño («Casas Nido», en castellano) […]
pueden suponer un estímulo a la fijación de población en el medio rural.”

Escuela infantil de segundo ciclo (0-6)
La mayoría de los centros en los que se escolarizan niños y niñas de este ciclo son de titularidad pública. Pueden ser escuelas de educación infantil (eei) con diversas circunstancias. En algunos casos se trata de una sola escuela en la que se escolarizan los tres niveles. Estas están predominantemente en el ámbito rural y son atendidas por un maestro ayudado por algún profesor especialista de carácter itinerante –con especialidad de inglés, audición y lenguaje…–. En otros casos, principalmente en las ciudades, puede haber escuelas infantiles de doce o más unidades solo de ciclo de educación infantil. Otra tipología de estas escuelas infantiles son los cra (Cole­gios Rurales Agrupados). En esta Comunidad Autónoma son casi en su totalidad solo de educación infantil, aunque en otras comunidades autónomas los cra pueden escolarizar toda la educación infantil y primaria. Dada su ubicación, en el ámbito rural, estos centros tienen aulas (serían antiguas escuelas unitarias) que distan algún kilómetro entre ellas, pero funcionan como un solo centro. En otra dependencia hay lo que se correspondería con los servicios administrativos comunes: despachos de equipo directivo, sala de profesorado, de reprografía y medios o almacén, entre otros.

Otra tipología son los centros de educación infantil y primaria (ceip), los más extendidos y de carácter público, en los que se escolarizan en un solo centro niños y niñas de educación infantil y primaria.

Otra opción son los colegios públicos integrados (cpi), en los que se pueden escolarizar niños de educación infantil, primaria y secundaria obligatoria (eso) en un solo centro. Son de titularidad pública y suelen estar ubicados en el ámbito rural. En toda la Comu­nidad Autónoma hay aproximadamente ochenta centros de estas características.

Finalmente, podemos encontrar centros privados y centros privados subvencionados con fondos públicos –estos últimos, en régimen de concierto educativo– en los que la enseñanza es gratuita en el segundo ciclo de la educación infantil, en la educación primaria y la secundaria obligatoria.

En los últimos años venimos observando dos aspectos de gran importancia: por una parte el descenso de natalidad y, consecuentemente, la reducción de unidades o escuelas, y por otra parte otras circunstancias del profesorado de esta etapa. Entre esas circunstancias podemos contemplar el cambio generacional del profesorado que se está produciendo. Así, podemos constatar que existe un creciente número de maestros de educación infantil que piden la jubilación anticipada a los sesenta años y otro importante número de ellos que, sin precisar edades, solicitan pasar a impartir docencia en educación primaria. Este cambio de docencia para la etapa de educación primaria, lejos de ser algo negativo, lo que ha supuesto es el enriquecimiento y la innovación por todo aquello que esos maestros de educación infantil aportan y trasladan a la educación primaria. Se constata, entre otros aspectos, una mayor flexibilidad, metodologías más activas e innovadoras…, lo que supone un mayor beneficio a la hora de abordar, entender y trabajar las transiciones entre etapas de cara a una mayor comprensión y enriquecimiento mutuo.

La norma que regula el currículo para toda la etapa de la educación infantil en Galicia es el Decre­­to 330/2009, de 4 de junio, aunque diferenciada en cada uno de los dos ciclos que la componen. Cabe señalar que, además de los elementos que tienen carácter prescriptivo –objetivos, contenidos y criterios de evaluación de las áreas –Anexo i–, incluye también otros elementos de carácter orientador –orientaciones metodológicas y contribución a las competencias básicas –Anexo ii–. Este Decreto contempla por primera vez en educación infantil la aproximación a las competencias. En otras etapas educativas están incluidas en el propio currículo de cada una de las otras etapas. La inclusión de las competencias, básicas o clave, en el currículo, al tener estas un carácter transversal, hace que se realice un replanteamiento de la práctica educativa.


Educación 2030
Concordamos con la declaración de Incheon, marco de acción para la realización del objetivo de desarrollo sostenible 4 (ods-4), que aboga por «garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje a lo largo de la vida para todos». En 2015 la unesco, junto con unicef, el Banco Mundial, onu Mujeres y acnur, organizó el Foro Mundial sobre la Educación en Incheon, del que se realizó un informe que debe servir como marco de acción.

“De aquí al 2030 debemos velar para que todas las niñas y los niños tengan
acceso a servicios de atención y desarrollo en la primera infancia.”

En este sentido, el objetivo 4.2 hace referencia a que de aquí al 2030 debemos velar para que todas las niñas y los niños tengan acceso a servicios de atención y desarrollo en la primera infancia. Aboga por un desarrollo cuidado y una educación integral desde la infancia, y para ello debemos idear y poner en práctica programas, servicios e infraestructuras inclusivos, accesibles, integrados y de calidad para la primera infancia, que tengan en cuenta sus necesidades en materia de salud, nutrición, protección y educación. Esa debe ser nuestra tarea.

Consejo de redacción de Revista Infancia en Galicia

 

Associa't!

Encara no ets sòcia de Rosa Sensat? Ara i fins a l'Escola d'Estiu ampliem la quota jove fins els 30 anys. Associa't i matricula't a qualsevol formació per només 70€!
Fes-te'n ara!