Qué vemos, cómo lo contamos. Hacer la pinza

Parece que solo el ser humano puede hacer este movimiento tan refinado. Quienes trabajamos con los más pequeños hemos observado el interés de los niños y las niñas por las cosas pequeñas. Es muy frecuente ver a un niño deteniéndose ante una pequeña miga de pan, un hilito o un trocito de papel. Su curiosidad y su interés hacen que el cuidado y la precisión con que cogen y exploran con los dedos el tesoro que han encontrado sean extraordinarios.

Durante las comidas pasa algo parecido. Aquellos pedacitos de tortilla que tiene delante pasan a ser objeto de su curiosidad y el objeto ideal para probar y comprobar sus habilidades manuales. Dos dedos se encargan de recoger el grano de arroz o el trozo de tortilla con cuidado y precisión.

 

Relacionats

Et necessitem: associa't!
Suma't a la comunitat educativa de Rosa Sensat, aprofita els teus descomptes en formació i llibres i ajuda'ns a seguir treballant per transformar i millorar l'educació!
Fes-te'n ara!

Et necessitem: associa't!

Suma't a la comunitat educativa de Rosa Sensat, aprofita els teus descomptes en formació i llibres i ajuda'ns a seguir treballant per transformar i millorar l'educació!
Fes-te'n ara!