Educar de 0 a 6 años. El sustento del clima en la educación infantil Lugares, relaciones y procesos en calma

Parece que la vida no nos permite el lujo de reclamar la calma. Incluso a veces el hecho de aparentarlo genera cierta alarma y se percibe como algo inadecuado en una sociedad que vive acelerada, planificando el futuro mientras navegamos en las turbulencias del presente. ¿Acaso no tenemos oportunidades y la necesidad para el aquí y ahora? ¿Y si realmente quien no existe es el presente o no tiene valor? ¿Puede y debe la escuela rescatar los placeres de la calma? ¿Puede esta existir sin que pensemos y sintamos intensamente cada momento que transcurre entre nosotras?

Vols llegir aquest article? No esperis més i fes-te subscriptor de les nostres revistes!

Associa't!

Vols ser soci/a o subscriptor/a de Rosa Sensat i tenir descompte en formacions i accés a tots els nostres continguts i recursos?
Fes-te'n ara!