Reflexiones pedagógicas. Creciendo Juntos Familia y Escuela: Vínculos de cuidado y afecto en tiempos de pandemia

La experiencia de Creciendo Juntos: Familia y escuela, tiene como antecedente varios proyectos, entre ellos, los orientados a la construcción de los procesos de lectura y escritura, y es a través de éstos que se va haciendo visible la necesidad de la creación de un vínculo familia y escuela fortalecido, no únicamente desde el objetivo académico, una de las misiones básicas de la escuela, sino además desde la posibilidad de una comunicación afectiva y efectiva con las familias que aporte al fortalecimiento de una crianza respetuosa, positiva y a la corresponsabilidad en la misma.

Así es, como nace hace 10 años “Cartas para crecer con amor”, proyecto que conecta los procesos de lectura y escritura pero además, desde la correspondencia que se escribe para las familias teniendo en cuenta el contexto enunciado por los niños en la conversación diaria, en la escucha de su voz en la que enuncian sus inquietudes, su sentir y sus vivencias familiares en las que la escuela puede, de alguna manera, aportar a la mejora, de lo que he denominado, construcción de ambientes familiares y escolares saludables.

Esa correspondencia familiar y escolar centra sus objetivos en estrechar vínculos afectivos en la familia a través de la lectura y la escritura de cartas, un estilo escritural personal; acompañar y orientar a los padres de familia en el proceso de formación de sus hijos a partir de pautas de crianza positiva y nuevas dinámicas familiares; crear condiciones favorables de promoción de la lectura y la escritura que generan la alegría, el gusto, el placer, el hábito lector y escritor; comprometer a las familias en el ejercicio responsable de la crianza de sus hijos y reconocer a la escuela como ese nicho/terruño que acoge a la familia para con ella construir nuevas rutas de aprender, de vivir, de ser.

En la relación escuela y familia se visualizan dos instituciones sociales que participan de una tarea común en tanto ámbito especializado para la formación de los individuos más jóvenes de una sociedad. La familia y la escuela se empoderan de la necesidad de perfeccionamiento del sujeto, por tanto, se deben establecer mecanismos de trabajo que busquen humanizar y civilizar, es decir, conferir cualidades sociales y humanas que habilitan a los niños y niñas para vivir en sociedad (Londoño & Ramírez, 2012; Vélez, 2009).

La experiencia de Cartas para crecer con amor ha tenido un impacto académico y pedagógico amplio y ha sido reconocida en diferentes espacios escolares que pueden ser consultados en la web. Es vigente como una de las acciones de Creciendo Juntos: Familia y escuela como estrategia, y como antecedente principal permite la comprensión de ésta y, es el preámbulo de este desarrollo que se consolida a partir de mis estudios doctorales en el año de 2018, convencida de que el reto y la necesidad de investigar son parte de la labor del maestro de hoy en tanto que pensar en lograr cambios educativos lo instan a hacer comprensiones de la realidad, de tal manera que no sólo se limite a describir lo que sucede sino además a proponer frente a esos hallazgos que son el punto de partida de nuevas configuraciones de la escuela, de la vida de estudiantes,
de maestros. (Chacón, 2014).

CRECIENDO JUNTOS FAMILIA Y ESCUELA: estrategia de participación y construcción de ambientes familiares y escolares saludables.

A partir del reconocimiento a la familia y escuela, como agentes educativos, instituciones sociales decisivos en la vida de los niños, las niñas y los jóvenes, y desde los cuales se pueden generar acciones para construir una alianza familia-escuela sólida, en la cual es necesario que los maestros adquieran la conciencia de lo que pueden aportar a las familias, a los padres y cuidadores para que los niños tengan una vida escolar, y en general, exitosa, así mismo, las familias valoren su presencia o su relación con la escuela en la que sus aportes son necesarios y oportunos. Asumiendo una corresponsabilidad desde la cual el niño se verá beneficiado por la relación cercana, empática y solidaria de su familia con la escuela, se proyecta esta estrategia. García, Martín y Sampé (2012) mencionan que los niños con familias involucradas en las actividades escolares y extracurriculares son proclives a tener éxito en la escuela. Señalan, además que los padres se deben involucrar, no solo en la solución de las tareas, sino en el análisis de las expectativas que niños y niñas tienen sobre el futuro. (Garcia, 2012)

Teniendo en cuenta esta proyección de la estrategia, en estos momentos de pandemia hace evidente sus declaraciones centradas en las acciones que visibilizan el reconocimiento mutuo de la familia y la escuela como señal del nuevo camino por recorrer, la corresponsabilidad y la reciprocidad en el proyecto de formación de los niños y jóvenes, el cómo se tejen redes solidarias de apoyo constante entre familias y familia-escuela y cada una de las acciones se convierten en una celebración de la vida, de la construcción como personas que tienen la seguridad de que se NACE PARA SER FELIZ y la base de esa felicidad es sentirse amado. Porque un niño feliz, es un adolescente feliz, y es adulto feliz, esto quiere decir que construir ambientes familiares y escolares saludables nos ayudaría a una construcción de lugares seguros para nuestros niños, y esos lugares seguros se caracterizan por el amor, la crianza respetuosa, la participación de nuestros niños, reconociendo su voz. Pero también, por ese ambiente familiar donde todos sus integrantes, adultos y menores, tienen bienestar y allí surge la idea de corresponsabilidad de nuestros niños también por proteger y mimar a sus padres, a sus cuidadores, todos necesitamos sentirnos amados como seres humanos.

Las declaraciones que fundamentan la estrategia y cada una de sus once actividades, desde las cartas para crecer con amor, los calendarios, los juegos, los itinerarios, hasta los contenidos digitales del programa en el canal de YouTube que lleva el mismo nombre de la estrategia, su página en Facebook e Instagram, hacen el llamado además de aspectos ya enunciados como la corresponsabilidad, se nace para ser feliz, a la importancia de celebrar la vida y el afecto como una constante, al igual que la construcción de cada una de las personas a través del encuentro con el otro para compartir, conversar y formar redes de solidaridad.

Es importante reconocer que estas declaraciones pedagógicas son el soporte para un vínculo familia y escuela fortalecido, en la actual época de pandemia ha enriquecido la dinámica de todo cuanto ha demandado a estas dos grandes instituciones sociales la situación de salud mundial, de tal suerte que ha diseñado y buscado otras alternativas de actividades, teniendo siempre muy presente el impulso a ambientes participativos, con voz y voto, con el poder de proponer y transformar, asumiendo lo propuesto por Gervilla, en el sentido de que participar significa “tomar parte activa”, hacernos responsables de una tarea, compartir con otros, emitir ideas, tomar decisiones y exigir nuestros derechos. La participación educativa es un factor decisivo para la calidad, porque es un signo de libertad y madurez democrática, un medio para mejorar la gestión de los centros, una forma de acercar la sociedad al hecho educativo, es una cultura. (Gervilla, 2008).

Es imposible no estar de acuerdo con que la situación de salud mundial nos instó a reconfigurar nuestra realidad para crear y recrear otras realidades y dinámicas de relación con la familias, en las que es importante la celebración del reconocimiento mutuo a lugar que se dio debido a la situación, y de alguna manera creo ese tan anhelado trabajo mancomunado que en algunos contextos no se había logrado.

Algunas de las actividades fortalecidas y creadas en la pandemia como la escritura de cartas, diario de retos en familia, saludos matutinos y vespertinos en familia de grupo de curso, elaboración de frasquito de la felicidad, talleres con alianzas estratégicas, aquí el curs participa haciendo uso de las plataformas como herramienta para otras dinámicas de las familia que han venido para quedarse, acudir de manera virtual a los talleres siempre optimizando la red y las mediaciones. También la lectura de libros compartidos y que permiten estrechar lazos familiares y de afecto, entre otras.

La implementación de la estrategia hace evidente la trascendencia de la relación familia-escuela, en cuanto a la magnitud de los alcances que puede tener para el bienestar de los niños y sus familias, para el logro de sus expectativas, sueños e intereses; también en cuanto a la consolidación de metas institucionales y la capacidad de evocar las experiencias que constituyen, de alguna manera, un logro en el reto de construir una mejor sociedad en busca del desarrollo humano, pues las voces de familias y maestros reconocen la oportunidad que el vínculo ofrece para apoyar y consolidar sus expresiones desde estas experiencias; de la misma forma, se fortalece la posibilidad del desarrollo de su autoestima familiar, porque todos son reconocidos como importantes y, así, estas apuestas pedagógicas son una posibilidad para que la institución cree comunidad e identidad con las familias.

Ruth Stella Chacón Pinilla
Docente titular Universidad El Bosque. Investigadora Junior Grupo Educación e Investigación Un bosque. chaconruth@unbosque.edu.co

Notas:
Algunos links propios de la experiencia para consultar en redes sociales, como aporte al trabajo del aula:
Facebook Creciendo Juntos “Familia y Escuela”
Instagram c_reciendojuntos.
canal de YouTube La Gaceta de Paz Medio Informativo: https://www.youtube.com/channel/UCmmpTmtWrPc-sKIITJ74wFw Programa Creciendo Juntos: Familia y Escuela.

Bibliografía
Chacón, R. S. (2014). Del maestro como investigador: ¿reto y necesidad? Itinerario Educativo, 249-257.
Garcia, M. y. (2012). La implicación y la participación de las familias: elementos clave para la mejora del aprendizaje en los centros educativos con alumnado inmigrante. Boletín de Estudios e Investigación, 192-212.
Gervilla, A. (2008). Familia y Educación Familiar. Madrid- España: Narcea .
López, S. (2003). Familia y escuela: Trabajando conjuntamente. Revista galego-portuguesa de psicología e educación, 8(7), 1138-1163. Recuperado el 14 de septiembre de 2017, de http://ruc.udc.es/dspace/bitstream/handle/2183/6948/RGP_9-21.pdf?sequence=1&isAllowed=y

Relacionats

Subscriu-te al nostre butlletí!
Vols rebre informació sobre totes les novetats formatives i activitats de l'Associació?
Subscriu-t'hi!

Preparació nivell C2 de català per a docents!
Total d'hores amb reconeixement: 60 hores (30h sincròniques i 30h asincròniques) | Calendari: Gener - Abril | "Els 60 primers matriculats tindran garantit el dret a examinar-se aquest curs 22-23"
Tota la informació!

Subscriu-te al nostre butlletí!

Vols rebre informació sobre totes les novetats formatives i activitats de l'Associació?
Subscriu-t'hi!

Preparació nivell C2 de català per a docents!

Total d'hores amb reconeixement: 60 hores (30h sincròniques i 30h asincròniques) | Calendari: Gener - Abril | "Els 60 primers matriculats tindran garantit el dret a examinar-se aquest curs 22-23"
Tota la informació!