Moltes graciès, Rosa Sensat

Hace ya 5 años. 

En 2015, tres compañeras de nuestra escuela alavesa, organizamos un viaje a Cataluña, convencidas de que otra educación es posible. Unas vacaciones de abril, acompañadas de mi hijo que entonces tenía 5 años, montamos en una furgoneta decididas a conocer escuelas más amables con el niño y la niña. Cuatro centros de la red pública catalana nos abrieron sus puertas desinteresadamente. 

Abrieron sus puertas, pero también sus corazones, y sobre todo, nuestros ojos. 

Moltes gràcies.

Desde entonces, nosotras también miramos diferente.

Allí nos dieron a conocer vuestra asociación, Rosa Sensat, que casualmente ese verano celebraba su 50 aniversario. Nos acercamos a ella, compartisteis con nosotras el gran proyecto que desarrolláis, y quedamos encantadas. En julio no dudamos en inscribirnos en la escuela de verano, aprovechando la oferta formativa en castellano.

Desde entonces, la educación infantil en nuestra escuela alavesa no ha parado de cambiar. De cambiar, de crecer, de vivir, de compartir, de ilusionar, de emocionar…

Los espacios son más amables y ricos en experiencias, y las maestras (y unos pocos de ellos) acompañan los procesos de aprendizaje intentando no entorpecer el camino de nuestros pequeños. 

A los niños y niñas les brillan más los ojos.

El proyecto ha ido creciendo, las familias lo conocen y forman una parte muy importante de él, y el profesorado, muy cambiante, se ha ido incorporando e ilusionando con él, haciéndolo evolucionar. Seguimos teniendo cientos de preguntas, y menos mal, el día que se nos terminen habremos de cambiar de profesión.

Estoy muy orgullosa de nuestro equipo, que ha sido capaz de llevar a cabo esta difícil tarea de abrir las puertas de sus aulas y empezar a trabajar en equipo, en una sociedad acomodada y cada vez más competitiva e individualista.

Gracias a todos y todas los que habéis formado y formáis parte del proyecto, gracias en especial a E.C., por estar ahí siempre, acompañarme en cada ocurrencia, por ayudarme a hacerlas realidad. 

Y gracias a Rosa Sensat por demostrarnos que otra educación es posible. A menudo me he planteado aprender catalán para poder acudir a muchas más de vuestras formaciones y grupos de trabajo.

Pero, sobre todo, gracias a ellos y ellas, a la infancia, por sonreír e ilusionarse siempre, por desacertadas que hayan podido ser nuestras propuestas e intervenciones. 

Seguiré trabajando para que cada vez se escuche más vuestra voz, lo prometo.

Nuevo patio de la escuela
Niños y niñas jugando con arena kinética

 

 

Gladys Martínez

Escuela CEIP Dulantzi, Álava

Relacionats

Et necessitem: associa't!
Suma't a la comunitat educativa de Rosa Sensat i ajuda'ns a seguir treballant per transformar i millorar l'educació!
Fes-te'n ara!

Et necessitem: associa't!

Suma't a la comunitat educativa de Rosa Sensat i ajuda'ns a seguir treballant per transformar i millorar l'educació!
Fes-te'n ara!